Quien Quiera Oír que Oiga
Quien Quiera Oír que Oiga
Ultimo Momento
MAURICIO MACRI Y TODO SU GABINETE EN LOS PANAMÁ PAPERS. CORRUPCIÓN SIN LIMITES
El gabinete más corrupto de la historia, incluido el...
URGENTE: PIDEN A LA JUSTICIA QUE ARANGUEREN NO PUEDA SALIR DEL PAIS
El diputado nacional Martin Doñate presentó hace instantes el...
Colombia: ¿Regresa el Uribismo tras elección de Duque como presidente?
El recién electo presidente de la nación por los...
PARO NACIONAL DE LA CGT: BANCARIOS ADHIERE Y NO HABRÁ ACTIVIDAD FINANCIERA EL DÍA 25 DE JUNIO
Confirman que no habrá atención al público en los...
MACRI ES HAMBRE: FUERTE AUMENTO DE LOS ALIMENTOS Y ESPECULACIÓN EMPRESARIAL
En medio de la disparada del dólar y el...
La transversalidad, la victoria y la cuarta ola. Por Azul Verzura
Nos lloramos entre todas, y no de tristeza. Primera...
Hace 90 años nacía Ernesto Guevara… “El CHE”
Destacamos los aspectos más importantes de la vida del Che...
LA CORRUPCIÓN DE MARÍA EUGENIA VIDAL. ESCUCHÁ LOS AUDIOS ESCANDALOSOS
En medio de un fuerte reclamo de los trabajadores...
LUIS CAPUTO, EL MAS CORRUPTO DEL MACRISMO ES EL PRESIDENTE DEL BCRA. INCERTIDUMBRE TOTAL
El ingeniero Mauricio Macri echó a Federico Sturzenegger del...
ECONOMÍA: RECESIÓN, DEVALUACIÓN ATROZ Y DEUDA, LA RECETA DEL FMI
Dujovne prometió “un abrupto descenso en la volatilidad cambiaria”...

Ayer al medio día, murió el genocida y último presidente de facto de la Argentina, Reynaldo Bignone, a los 90 años en el Hospital Militar.

Antes de convocar, obligadamente, a elecciones en 1983 y entregar el poder, dictó una ley de autoamnistía con la que intentó lograr la impunidad por las desapariciones, asesinatos y secuestros.

Te puede interesar: “Un genocida menos, murió Luciano Benjamín Menendez”.

Con el advenimiento de la democracia, Bignone fue juzgado y condenado por allanamientos ilegales, secuestros, torturas y homicidios, todos delitos de lesa humanidad a los que le sumó el saqueo de las pertenencias de sus víctimas.

Bignone fue el cuarto y último dictador del proceso genocida y perverso  iniciado por Jorge Rafael Videla en 1976.

En los juicios por los crímenes cometidos en Campo de Mayo se lo halló responsable de los asesinatos y desapariciones de “colimbas” que realizaban el servicio militar.  También fue condenado por detenciones ilegales en el Hospital Posadas, de Morón, cuando se desempeñó como responsable de ese centro sanitario en su rol de delegado de la Junta Militar en el área de Bienestar Social.

Quedaron comprobadas también sus responsabilidades en el Plan Cóndor, con el que las dictaduras del Conosur persiguieron, detuvieron ilegalmente y mataron a militantes identificados como tales en sus países de origen.

La imagen histórica más recordada del genocida fue en el traspaso los atributos presidenciales a Raúl Alfonsín, el 10 de diciembre de 1983, pero antes de este suceso, intentó lograr impunidad para él y sus secuaces cuando dictó los decretos que ordenaron la supuesta destrucción de los archivos de la represión de Estado y el otro de “amnistía” y “pacificación nacional”.

Jamás se arrepintió de los crímenes que ordenó ejecutar ni de los que fue cómplice. Por el contrario, se defendió de todas las acusaciones que tuvo en su contra y argumetó las matanzas cuantas veces pudo. “La lucha contra el terrorismo en los sesenta y en los setenta se trató de una guerra contra integrantes de grupos subversivos que no eran ni demasiado jóvenes ni idealistas”, sino que tenían el objetivo de “la toma del poder por la fuerza subversiva”, dijo.

Por Nina Ibarra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *